Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Perfil: Este es Jesús Santrich, el guerrillero que puso en vilo al Gobierno colombiano y se refugió en Caracas

Seuxis Pausias Hernández Solarte era su nombre de nacimiento. Se dio a conocer con un fusil al hombro, en las selvas colombianas. Llegó en cierto momento a ser el encargado de las comunicaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y tras varios años como guerrillero, pasó por las curules y decidió regresar a las armas en 2019.

Santrich nació en Tolú Viejo, el 31 de julio de 1967. Desde pequeño estuvo vinculado a las juventudes comunistas. En su época universitaria, se hizo amigo de un joven llamado Jesús Santrich, líder estudiantil de izquierda, por lo que decidió tomar ese nombre como pseudónimo al alinearse con el Frente 19 de las Farc.

"Yo decidí vincularme al Ejército del Pueblo (Farc) porque creí que era el pensamiento más coherente y consecuente, por afinidad ideológica", llegó a decir Santrich.

Durante su militancia en las armas, se reunió en reiteradas oportunidades con el Gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002), pero nunca se llegó a un acuerdo para la disolución de la guerrilla.

Santrich estuvo presente en los Acuerdos de Paz, firmados en La Habana, Cuba en 2016 y en los que participó el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018); nunca le pidió perdón a las víctimas. De hecho, cuando le preguntaron si lo haría, respondió con una canción, declaración que fue tomada como una "burla" por sus detractores.

Tras los Acuerdos, fue electo como representante a la Cámara en 2018 y llegó a sentarse en una de los diez curules que la antigua guerrilla pactó con el Poder Ejecutivo.

Según las investigaciones del Gobierno colombiano, Santrich nunca abandonó "realmente" las armas. El 9 de abril de 2018, fue detenido en su casa de Bogotá por una orden de Interpol.

Fue acusado de narcotráfico; su extradición fue pausada y rechazada por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Mientras tanto, se mantenía preso en la Cárcel de La Picota.

Para junio de 2018, Estados Unidos ratificó la solicitud de extradición, pero la Fiscalía no la autorizó. Meses después se viralizó un video en donde se escucha a Santrich negociar por un cargamento de droga, que tenía como destino el Cartel de Sinaloa, en México.

De la curul a la clandestinidad

El 15 de mayo de 2019, es dejado en libertad por la JEP; esto desencadenó la renuncia del fiscal general, Néstor Humberto Martínez. Cuando se hizo efectiva su libertad, apenas puso un pie afuera de la cárcel, fue detenido nuevamente por la justicia.

La Corte Suprema de Justicia ordenó su liberación y penalizó a los funcionarios que realizaron la aprehensión, señalando que no estaban facultados para hacerla.

El 30 de junio de 2019, burló a su seguridad y su paradero fue desconocido hasta agosto, cuando salió en un video, junto a Iván Márquez, "refundando" la "nueva Marquetalia", informando así que volvía a las armas.

Desde entonces, en Colombia aseguraban que Santrich se refugiaba en Venezuela, amparado por la Administración de Nicolás Maduro. Incluso, un miembro del equipo de Juan Guaidó, Iván Simonovis, difundió imágenes de Hernández Solarte escondido en el 23 de Enero, populosa parroquia en Caracas, custodiado por paramilitares armados.

Simonovis asegura que Jesús Santrich está refugiado en el 23 de Enero
Santrich en el 23 de Enero

Este martes, se difundió la noticia sobre la muerte de Santrich en Venezuela, a los 53 años, quien había sido abatido en medio de un enfrentamiento entre bandas criminales. Según información policial, en el intercambio de disparos habría participado el Frente Décimo de la Farc, principal disidencia enemiga de Santrich-Márquez.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados